lunes 03 de octubre de 2022 - Edición Nº1398

Noticias | 30 may 2022

DISFRUTA BUENOS AIRES

En Berisso se puede degustar el “Vino de la Costa”

En la ciudad también se puede degustar el “Vino de la Costa” debido a que en las tierras bajas de Isla Paulino y el monte costero, muchos de los pioneros italianos cultivaron sus quintas de verduras, hortalizas, frutales y vides para aprovechar la cercanía al mayor mercado consumidor del país. 


La Provincia fue, es y será tierra de inmigrantes. Las historias, las costumbres y la fuerza de trabajo de estas comunidades forjan la identidad bonaerense. La ciudad de Berisso es unos de los destinos más icónicos que vivió la llegada de miles de personas de distintos países del mundo para formar un mestizaje cultural singular que ofrece a los visitantes experiencias singulares donde las tradiciones extranjeras se tamizaron con las locales. 

La gran presencia de inmigrantes, sumado al desarrollo portuario, industrial y frigorífico, le dio a la ciudad una fisonomía urbanística y arquitectónica particular. La calle Nueva York da testimonio de aquellos tiempos y constituye un sitio histórico de memoria urbana e idiosincrasia distrital.

A lo largo de esta calle se distribuían restaurantes, cafés, casas de juego clandestino, casas de “tolerancia” y comercios de todo tipo que crecían con la llegada de nuevas familias. Allí se pueden observar distintas edificaciones entre las que se destacan las viviendas colectivas: conventillos, pensiones y la "Mansión de Obreros". En algunas habitaciones de alquiler, las personas se alternaban para descansar sobre el mismo lecho, dando lugar a lo que se conoció como sistema de las “camas calientes”.  

Escenario de luchas obreras, la calle Nueva York fue protagonista de la movilización popular más significativa del siglo XX en la Argentina producida el 17 de octubre de 1945, cuando más de diez mil trabajadores de los frigoríficos partieron desde Berisso hasta la capital federal para pedir la liberación de Juan Domingo Perón. Por su valor histórico, cultural, arquitectónico y ambiental, la calle fue declarada “Lugar Histórico Nacional”. 

 

En la ciudad también se puede degustar el “Vino de la Costa” debido a que en las tierras bajas de Isla Paulino y el monte costero, muchos de los pioneros italianos cultivaron sus quintas de verduras, hortalizas, frutales y vides para aprovechar la cercanía al mayor mercado consumidor del país.  

Utilizan la vid americana, de variedad Isabella, que dio origen a un  brebaje diferente por su particular aroma frutado. Se elabora de forma artesanal y en el proceso participa toda la familia. La bebida fue popular en restaurantes y comercios de barrio, en las fondas de la calle Nueva York y en los municipios de Ensenada y La Plata. 

Fiesta del Inmigrante

En el plano social y cultural, los inmigrantes se agruparon en colectividades que les permitieron mantener vigentes sus tradiciones. En 1976  organizaron la primera Fiesta del Inmigrante, que hasta la actualidad, se celebra durante septiembre y octubre. Allí se puede disfrutar del desembarco simbólico, de funciones de teatro, conciertos, conferencias, exposiciones, espectáculos musicales, danzas típicas y comidas autóctonas elaboradas por las diversas colectividades.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias